viernes, 14 de marzo de 2014

Huellas de Antonio Guerrero perviven en Santiago de Cuba




Aída Quintero  Dip
El Comité de Solidaridad con los Cinco de la prensa en Santiago de Cuba, al cual tengo el honor de pertenecer, aprovecha cada espacio y tiempo para poner su granito de arena e intensificar la batalla por la libertad de los compatriotas, mucho más ahora que ya tenemos en casa a René y a Fernando, una inyección de energía y estímulo para seguir la lucha.
Sin tregua es el combate, se ha reiterado por estos días, para que el abrazo de millones que ellos experimentaron también lo sientan, en el hogar y en la Patria, Gerardo, Ramón y Antonio, aún injustamente prisioneros en cárceles estadounidenses.   
“Mientras toda la justicia no está conquistada se pelea, expresó José Martí en pasados siglos,  y como fervientes martianos que somos ese pensamiento guía la batalla actualmente en el caso de los Cinco.
Santiago de Cuba es abanderada en ese empeño con vínculos afectivos y de cercanía a Antonio Guerrero, quien se casó en esta ciudad, tuvo su primer hijo, trabajó como inversionista en la ampliación de la pista del aeropuerto internacional Antonio Maceo y ejerció como profesor de la Universidad de Oriente.
Rita Delia Safán González, una de sus alumnas en la carrera de Ingeniería Civil en Viales, en la Facultad de Construcciones de la institución santiaguera,  ponderó las virtudes de Tony como educador, en un encuentro del Comité de Solidaridad en el contexto del Día de la Prensa Cubana.
“Fructificaron con creces las enseñanzas que sembró en sus discípulos,  ya que supo unir profesionalidad con calidad humana, exigencia, respeto y afectos”, expresó la hoy máster  y profesora de la Universidad de Oriente.
“Nos impartió la asignatura de Aeropuerto, nueva en aquel entonces, y sentíamos admiración por sus conocimientos, su manera de vincular la teoría con la práctica  en la formación de futuros profesionales de esa rama vital para el desarrollo de la nación.
“Lo recuerdo apuesto, simpático, sonriente, culto;  estoy orgullosa, como mis colegas, de que haya honrado las aulas universitarias con su magisterio”.
En el intercambio por el  Día de la Prensa Cubana, que se celebra hoy 14 de Marzo honrando al periódico Patria, fundado en esa fecha de 1892 por Martí,  también participó Irma Puentes, abuela materna de Tonito, la cual destacó sus excelentes relaciones humanas con la familia.
"A pesar de las ocupaciones laborales que eran muchas, siempre tenía tiempo para darle cariño al niño, con quien jugaba cuando llegaba del trabajo sin escatimar tiempo, no se cansaba de prodigarle mimos, dijo.
Lourdes Palau, diputada al Parlamento Cubano y presidenta de la Unión de Periodistas de Cuba en la provincia, subrayó  la alta sensibilidad de Antonio Guerrero mostrada en el lirismo de su poesía, lo que expresa que es un hombre de amor, igual que sus cuatro hermanos, resaltó.
Quería reflejar en mi página esa linda experiencia sobre los Cinco, en este Día de la Prensa Cubana cuando rindo homenaje a los que escriben la obra cotidiana de Cuba con el rigor que exigen los tiempos, desde la cabina de radio, las cámaras  de la televisión,  y las redacciones de las agencias, periódicos impresos  y digitales.
Este  es un día de compromiso de hacer un mejor periodismo y de intensificar el combate por el regreso a la Patria de Gerardo, Ramón y Antonio,  es mi convicción.

 

jueves, 13 de marzo de 2014

Melba, mucho más que una heroína



Por Randy Alonso Falcón

Siempre risueña, siempre heroína, siempre patriota. Melba Hernández fue un personaje de leyenda, pero, sobre todo, un gran ser humano.
Nunca pudieron doblegarla las adversidades: ni la caída de sus compañeros de lucha, ni la prisión, ni el acoso de la dictadura o la enfermedad prolongada. Venció cada combate a golpe de convicciones, de ingenio, de genuina sonrisa.
Combatiente del Moncada; gestora, junto a Yeyé, de la impresión y divulgación de la Historia me Absolverá; participante en los preparativos del Granma; guerrillera en la Sierra Maestra. Mujer para grandes empeños.
A la Revolución consagró cada minuto de su vida. Y a los niños y jóvenes, a quienes siempre acogió en su casa, les brindó consejos, los alentó a la lucha. Fue como una madre para muchos.
Martiana de savia y acción, se erigió en figura señera en la solidaridad con el legendario pueblo vietnamita, acosado primero por el imperio francés y después por las tropas yanquis. Su voz se escuchó en los más diversos escenarios del mundo condenando la agresión de las potencias contra el pueblo de los anamitas. “La influencia vietnamita profundizó mis sentimientos de amor hacia todos los pueblos del mundo” – diría.
Cada vez que se vaya a evocar la ternura, la limpieza del alma, la bondad verdadera, habrá que pensar en Melba.
Junto a Vilma, Celia y Haydée, ella es símbolo del heroísmo y la entrega a la Revolución de la mujer cubana.

viernes, 7 de marzo de 2014

Mujeres cubanas por la vida y la Revolución


Dai Liem Lafá Armenteros
   Mujer, orgullo para quien lo es, y honor para quienes la quieren y respetan.  Ella ama, ampara, lucha contra las adversidades, disfruta, cuida y multiplica la familia, pero también trabaja, tanto, que muchas veces no se puede medir.
   La sociedad cubana no puede prescindir de sus aportes, ni quiere, por el contrario, da protagonismo a las mujeres.    Ellas dejan su marca en las leyes, el parlamento, el sindicato y el sector estatal civil y militar; reinan en la medicina...
   Representan el 63 por ciento de los graduados universitarios, y el 74,4 por ciento de las ocupadas en la economía tienen escolaridad media o superior; en tanto, constituyen el 66 por ciento de la fuerza técnica y profesional de Cuba.
   Pueden celebrar cada ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, con bríos renovados y confianza para superar los desafíos de la vida diaria.
   Con pícara sonrisa, Josefina Luperón cuenta a la Agencia de Información Nacional de su voluntad a toda prueba, esencial para hacerse ingeniera metalúrgica y laborar durante la vida entera en la Empresa Siderúrgica José Martí, la tan conocida Antillana de Acero.
   “Soy maestra superior de horno y una de las pocas mujeres que en el mundo realizan esta labor. Desde el año 1994 formo a jóvenes horneros en esta institución”, asevera.
   “Continúo superándome -dice con voz firme esta directiva y sindicalista-, y actualmente curso una maestría.
   “Siempre he tenido que dirigir hombres; ellos me dicen la dama de acero por mi carácter, pero guardan el debido respeto”, precisa una satisfecha Josefina, de las mujeres sui generis de verdad.
   Con los ojos puestos en su microscopio conversa la apasionada científica Isabel Otero, máster en microbiología general del Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, en La Habana. 
   Su voz cobra brillo cuando habla de los apósitos de amnio, derivados de la placenta de las recién paridas sanas, que producen allí para ayudar a cicatrizar heridas, con mayor rapidez en la epitelización y vascularización de la zona afectada.
   Emocionada explica que el producto es útil para cualquier persona, pero su eficacia es increíble en los niños, quienes tienen una biología muy activa.
   Por eso y más, Isabel vive dichosa con su labor, dadora de vida y salud. La impulsan motivaciones que otrora tuvieron las científicas que prestigian la historia.
   Marcha sobre ruedas la abnegación de Idalmis Padilla, investigadora agregada del Centro de Ingeniería y Manejo Ambiental de Bahías y Costas.
   Ella se dedica a los estudios relacionados con la planificación de los servicios de transporte de pasajeros y carga que hoy existen en Cuba, y los que se prevén para el futuro.
   Acaricia el sueño de la movilidad sostenible, satisfactoria y accesible para todos, reto que exige un reordenamiento del transporte público y de todo tipo en el país.
   “Estructurar lo que tenemos es lo primordial -dice convencida Idalmis- y los resultados se verán en pocos años”.
   No son diferentes a estas profesionales destacadas Regina, la ama de casa; Belkis, la innovadora; Antonia, la ferroviaria jubilada; Elianis, la estudiante de preuniversitario; Marta, la campesina o Belén, la cuentapropista.
   Cada fémina de esta tierra lleva dentro la Revolución, y desde su puesto muestra diversas caras del adelanto y la superación logrados gracias al proyecto que les dio dignidad y oportunidad.
   Esperan que el IX Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, que se clausurará justo el ocho de marzo, traiga al debate los retos a superar para vivir en una nación próspera con el concurso de todos sus hijos. 
  Las que viven y quienes ya no están, las de nivel superior y las obreras, las famosas y las bien humildes, todas cuentan en esta Isla.
   Así lo cantó la inolvidable trovadora Sara González: “¿Qué dice usted,/que una mujer no es capaz/ de construir, de analizar,/ y de luchar por la vida?/ Cuando la historia nos grita otra verdad”.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Chávez, ¿quién dijo que te fuiste?



Evelyn Corbillón
   Parece que fue ayer cuando a las cuatro y 25 de la tarde decidiste ser inmortal. Hace un año, preguntaba por qué la vida es injusta y nos arrebata a quienes queremos; sin embargo, la muerte es solo el pretexto para la ausencia, pero no para el olvido.
   La partida física era el motivo para que tu espíritu, Chávez, acompañara, vigilara y protegiera a la humanidad por siempre.
   Durante tu ida “un momentico a la misa”, el mundo vio sucederte en la presidencia al hombre designado por ti para continuar todo un proyecto de amor e igualdad en la Venezuela de Bolívar, y también tuya en la misma dimensión que la del Padre fundador desde el cinco de marzo de 2013.
   Los hijos de América Latina acudieron recientemente a La Habana para analizar problemas sin resolver, en la segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), organismo de integración regional del cual fuiste artífice y que se mantiene fiel a tus convicciones.
   Hoy, como nunca, gigante de Sabaneta, vives en cada venezolano y latinoamericano; en los ojos de Fidel; en las llaneras interpretadas por los poetas, los cantores del pueblo y por ti; le susurras consejos a Maduro; abrazas a los ancianos alfabetizados y los niños…
   Eterno comandante, lograste que envidiaran la Constitución democrática que guardabas celosamente; nos mostraste cómo respetar el cristianismo y querer a la familia por encima de lujos y aspiraciones.
   Aún resuenan las palabras de tu María Gabriela aquel doloroso, pero digno día: “Vuela libre, gigante, vuela alto y sopla fuerte, fuerte como los vientos huracanados. Nosotros cuidaremos tu patria y defenderemos tu legado como tú nos enseñaste a hacerlo, jamás te irás porque en nuestras manos está tu llamarada”.
   Sonríe una vez más, Chávez, ahora desde los cielos, junto a los próceres independentistas y tu Jesucristo.

martes, 11 de febrero de 2014

Mejor que lo cuente Chávez, el arañero de Sabaneta


Aída Quintero Dip
Cuentos del Arañero, escrito por los periodistas cubanos Orlando Oramas León y Jorge Legañoa Alonso, me devuelven por estos días a Chávez en su gran dimensión humana y revolucionaria.
Lo siento cerca, lo siento vivo, en momentos en que el mundo le rinde honores durante la jornada Por aquí pasó Chávez, y especialmente Cuba lo recuerda por ese proverbial amor a Fidel, a su pueblo y a su Revolución.
En los 175 relatos nos relevan al arañero que llegó a Presidente, al hombre que dejó una estela de cariño por todas partes, con anécdotas del carismático líder y la impronta de quien vive hoy más que nunca en el corazón de la gente.
Pasajes conmovedores como su propia existencia, que pasan desde la devoción por la familia, el béisbol, las Fuerzas Armadas, los próceres y su adorada Venezuela, la consumación de todos sus amores.
Una historia y una investigación que trasciende al entregarnos una vida de batalla, que enseña, polemiza, pone a pensar y convence; una historia de humor y amor que nos presenta a un Chávez alegre, soñador, de una entrañable amistad con Fidel y con Cuba.
El bolivariano de pura cepa, que cantó con el corazón de su Patria querida, típico llanero fabulador, del chiste, los corridos y las coplas, pues como dijo alguien: Chávez canta mal, pero canta bonito.
Sale de los episodios de Cuentos del Arañero  el niño de Sabaneta, en el Estado de Barinas,  que creció e hizo grandes obras por la humanidad, y que también sufre en las páginas del libro ante el dolor del pueblo.
Hoy, educadores de más de 40 países reunidos en el IX Congreso Internacional Universidad 2014, en La Habana, rindieron tributo al Comandante Hugo Chávez, fallecido en marzo del 2013, y reconocieron su aporte a la revolución educacional que tiene lugar en Venezuela.
Casi dos mil 700 delegados e invitados participan en la cita, para impulsar una enseñanza superior realmente comprometida con las realidades y problemas de cada sociedad.
Momento especial de la jornada fue el homenaje al recordado líder bolivariano, cuyo gobierno impulsó las misiones sociales que llevaron salud y conocimientos al pueblo venezolano, con la ayuda solidaria de Cuba.
El mejor tributo que puede entregársele a un  hombre como él.
Le doy otra vez la razón al cantor Alí Primera: "Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos".

Noel, atrevido y afortunado hombre de la radio


Aída Quintero Dip
    Por las calles santiagueras anda Noel Pérez Batista, con sus lúcidos 82 años y una carga de historia a cuestas.
   Su corazón palpita más rápido que de costumbre cuando se le reconoce como el hombre que convirtió la radio comercial en revolucionaria, al encadenar, por orden de Fidel Castro, la Radio Rebelde.
   Testimoniante excepcional de la memorable jornada del primero de enero de 1959, al desafiar a la sangrienta tiranía y, en nombre del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), afirmar la disposición de CMKC, Radio Oriente, de dar respaldo a los rebeldes en el cerco y posible ataque a la ciudad de Santiago de Cuba.
   Con 24 años entonces tuvo la osadía, rayando en la locura, de hacerlo, según admite: “Yo no evaluaba el peligro, ni pensaba que ese hecho pasaría a la historia, uno hacía las cosas porque lo sentía, quería liberar a Cuba y cuál mejor lugar que Santiago de Cuba, donde cada día aparecían jóvenes muertos.
   “Y además de ser locutor de la CMKC, que tenía gran audiencia, yo era coordinador de la célula obrera del M-26-7 y asesoraba todo lo que transmitía ese órgano de difusión para contribuir, de alguna manera,  a la lucha en la Sierra Maestra y el llano.
   “Dígale al Comandante Fidel que la radio santiaguera está dispuesta a dar el apoyo que sea necesario, hasta las últimas consecuencias; lo dije así categórico y radical, porque conocía bien a la mayoría de los trabajadores del medio y había sido testigo de sus muchos actos conspirativos.
   “Recuerdo cuando el líder rebelde llegó a CMKC  y fue directo hacia la ventana a hablarles a quienes se habían congregado en los bajos de la emisora, y yo detrás con el micrófono abierto todo el tiempo. Saludó al pueblo, lo llamó a la calma y lo convidó a estar muy atento a las orientaciones”.
  Noel vivió con intensidad, sin percatarse de horas ni minutos, el momento del triunfo de la Revolución, cuando tuvo el honor de cumplir todas las órdenes de Fidel, “en tiempo en el cual aún se paseaban por las calles de la ciudad los batistianos y la confusión era enorme, y también el riesgo, pero no se podía estar con medias tintas”, recalca.
  Tiene palabras de elogio para dos luchadoras clandestinas que arriesgaron la vida junto a él: Josefina Tadeo e Hilda Franco, así como también otros revolucionarios, con los cuales tomó la emisora en nombre del Movimiento y siguió la transmisión y enfrentó a los guardias, pues no se dejaron intimidar ni con los tiros que impactaban contra el edificio.
  Aunque se considera un aprendiz de revolucionario, nunca olvida la oportunidad en la cual al combatiente y locutor Jorge Enrique Mendoza le preguntaron qué creía de la actitud de Noel el Primero de Enero, y contestó: “Primero se jugó la vida, y luego protagonizó un gesto histórico, realmente heroico”.
   Este hombre afortunado simboliza la voz de la Revolución junto a colegas muy conocidos de Radio Rebelde como Orestes Varela, Violeta Casal, Miguel Bofill y otros, y se le considera el locutor que se atrevió a hablar con Fidel en peligrosas circunstancias a expensas de que lo mataran, con el mérito adicional de haber cumplido todas sus órdenes.
   “Me di cuenta desde entonces del tamaño, de la grandeza de Fidel, quien creció ante mí con su discurso, o más bien conversación, con el pueblo santiaguero en el Parque Céspedes, el primero de enero de 1959, con los barbudos como custodia y testigo, y una euforia que apenas lo dejaba hablar por los aplausos”.
  Atesora anécdotas de aquellos días, por ejemplo, su primer reencuentro con el Comandante en Jefe, quien lo miraba de arriba abajo, evidentemente, reconociéndolo en una ocasión en que lo presentó como orador en un aniversario de la muerte de Frank País.
  Allí se hallaban Haydée Santamaría y Vilma Espín, con la cual había conspirado desde el 30 de noviembre de 1956.
  El Premio Nacional de la Radio Cubana vive ahora el raro privilegio de sentir la trascendencia del acontecimiento del que fue protagonista hace 55 años, con la misma emoción de la primera vez.

Febrero de amores


María Elena Balán Sainz
  Con una sabia frase del escritor francés Antoine Saint-Exúpery que postula “Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección” iniciamos este comentario.
  Su título: Febrero de amores, quiere hacer alusión no solo al próximo 14,  cuando celebraremos el Día de los Enamorados, sino a cada jornada porque una relación es más que la unión de dos personas, representa un intento de entretejer características, valores y expectativas, algunas similares y otras muy opuestas, para poder convivir y crecer juntos.
 La mayoría de los problemas de pareja se originan debido a la mala comunicación; y por mucho que se quieran, si no hablan sobre aquello que cada uno espera del otro, si no tratan de entender y aceptar sus diferencias y establecer nuevas reglas, el matrimonio o noviazgo no va a funcionar.
 Lo anterior no tiene no tiene que ver con el amor, puede seguir existiendo, pero irá debilitándose si  los implicados no toman conciencia de su forma de pensar, de expresar sus sentimientos,  expectativas, proyectos personales.
  Una joven se lamentaba del machismo de su esposo, quien le ponía freno a cualquier iniciativa de ella, no le gustaba que visitara a su familia ni saliera sola, aunque fuera a comprar artículos necesarios para el hogar.
  Se amaban, pero la falta de comunicación fue creando desconfianza, ausencia de reconocimiento de lo bueno que hacía una u otro. Crearon muros de silencio por temor al surgimiento de situaciones desagradables ente ambos.
  Hasta los celos crecieron con el paso del tiempo y la pareja fue perdiendo el buen manejo de sus emociones y al final, llegó la ruptura, aunque seguían queriéndose.
  ¿Hablas con tu pareja sobre lo que sí se permite entre ustedes y lo que no se acepta? ¿Lo que comparten con los demás y lo que solo es entre ustedes dos?
 ¿Tienes claro cuánto tiempo es solo para él o ella y cuánto es para los demás o para otras actividades, incluyendo a los hijos y al trabajo?
  No se puede mentir y hay que abrirse a la pareja, confesando traumas, adicciones ocultas, momentos íntimos y personales, con todo lo que ello pueda suponer. Con esto aprenden a aceptarse tal y como son, con sus aciertos y sus defectos, lo bueno y lo malo sin que afecte a su amor.
  Conozco parejas que  someten su relación a rutinas o cargas tan previsibles  cuyo sendero conduce al aburrimiento y al final acaba pasando factura.  Suele, en muchos casos,  ser una consecuencia de otros problemas acumulados precisamente como falta de comunicación, de equidad en las cargas asumidas por uno u otra, inflexibilidad, amistades, gustos diferentes, sexo.
  Sería oportuno reflexionar  en este febrero de amores acerca de la convivencia, bien sea con la pareja, amigos, familiares. Repasar los detalles, hacer conciencia de dónde están las fallas, corregirlas, ir en función de salvar los obstáculos.
  Porque el amor, como bien dice la canción de Silvio Rodríguez, engendra maravilla, convierte en milagro el barro, nos hace sentir más plenos como seres humanos.